El feedback en RRHH y sus tipos

Home » Blog » El feedback en RRHH y sus tipos

La cualidad de un buen feedback es el RECONOCIMIENTO, la palabra retroalimentación, es precisamente RETROCEDER para ALIMENTAR.

 

Todos quienes en algún momento han tenido personas a cargo han podido identificar errores y es necesario decirlo para que sea superado, de la misma manera ocurre en los procesos de capacitación, entrenamiento, “coaching” o cualquier método de enseñanza. Pero cómo se inicia una retroalimentación ya sea de errores en las tareas, de un mal desempeño o de aprendizaje equivocado.

el feedback

Aquí tres claves básicas para poder realizar una retroalimentación efectiva.

1.- Reconocer desde lo positivo.- Eso implica abordar las conversaciones desde lo positivo que vemos en otro, desde la situación y experiencia inmediata. Enlistar 3 o 4 cualidades o acciones positivas que la persona ha demostrado.

2.- Verificar la información o la situación.- Antes de resaltar el error o un mal desempeño, es importante preguntar a la persona su apreciación, opinión o entendimiento al respecto, por ejemplo:

De tratarse de un error específico:

Es común que ante un error una persona busque defenderse, y todo su discurso sea evitando la culpa o resaltando que la culpa es de otras personas adicionales, ante esto es importante mantener la paciencia y pedir que describa la situación de lo sucedido, quedará para después identificar quienes son o no responsables. Es importante transmitir confianza y no anticiparse a juzgar o realizar un gesto de desaprobación, simplemente escuchar.

¿Cómo es tu apreciación de lo ocurrido?

¿Cuál era la consigna de la tarea a realizar?

¿Qué consideras que escuchaste o como lo interpretaste de manera previa?

 

De tratarse de un mal desempeño:

Qué sí decir y que no

Generalmente el mal desempeño se valida con las evaluaciones de desempeño formales que se realizan de manera periódica, primero es importante explicar a la persona cómo es la evaluación y que se analiza de manera objetiva y segundo poder abordar su resultado del desempeño demostrado. Antes de explicarle el resultado, una vez entendida la forma de calificar y analizar la evaluación,  se pueden realizar las siguientes preguntas:

¿Del 1 al 10 cómo te calificarías en tu desempeño en general? ¿Por qué te calificas de esa manera? ¿Qué crees que deberías mejorar?

¿Cuáles han sido tus mayores dificultades laborales en este periodo laboral?

Luego de escuchar en detalle, destacar efectivamente todos los logros alcanzados por la persona, sus habilidades, características individuales, etc. y los puntos a mejorar. Es importante destacar siempre como oportunidades de mejora.

 

3.- Qué evitar.- Es importante reconocer las palabras o frases que predisponen de manera negativa a las personas y genera que adopten una postura de auto-defensa o hasta discusión, aquí el listado:

 PALABRAS A EVITAR

PALABRAS QUE RETROALIMENTAN

+

Te equivocaste en…

Tu error es…

Haces bien pero…

Deberías

Podrías

Tu obligación es…

Haces / Hiciste mal…

La otra alternativa de hacerlo es…

Puedes reforzar esto…

Haces bien, y podrías hacerlo aún mejor sí…

¿Cómo te gustaría que fuera?

Tú puedes.

Qué decidirás hacer…

Haces / Hiciste bien esto, y aquello (_____) también lo harás bien…

 

Un refuerzo positivo

 

Toda retroalimentación debe ser un refuerzo positivo, es regresar desde lo bueno para cambiar aquello que no funciona tan bien, siempre existe un aprendizaje bilateral tanto para quien retroalimenta como para quien recibe la retroalimentación de mejora.  En este proceso de aprendizaje se activan muchos valores personales como el respeto, la escucha, la empatía y la cordialidad.

 

© La información aquí presentada es de propiedad intelectual de Gente & Gestión, queda prohibida su reproducción total o parcial sin autorización.

 

Posted on