El síndrome de alienación parental, una consecuencia no resuelta en los divorcios.

Home » Blog » El síndrome de alienación parental, una consecuencia no resuelta en los divorcios.

Los procesos de separación pueden generar en las personas comportamientos inapropiados que desencadenan consecuencias emocionales, así también como problemas psicológicos irreparables; que no sólo afecta a los cónyuges, también perjudican a los hijos y demás familiares.  Es muy común identificar en nuestra cultura ecuatoriana como la madre o el padre pretende poner a sus hijos en contra de su otro progenitor.

Síndrome de alienación parental

El síndrome de alienación parental

Es un tipo de Violencia Psicológica que un progenitor ejerce sobre sus hijos como medio de daño y control hacia el otro progenitor.

El rasgo del progenitor es del tipo protector, generando inseguridad en los niños hacia el otro ya sea el padre o la madre.

Se le denomina alienado a la persona que es víctima del desprestigio y manipulación de su ex-cónyuge.

Con qué finalidad un progenitor emplea esta conducta:

Inicialmente generar confusión en los hijos, en sus emociones y sentimientos hacia su progenitor “Alienado”.

  • Para controlar y castigar a la otra persona.
  • Luego de la ruptura de la relación de pareja se transmite e involucra a los hijos en el sentimiento de “abandono” como una situación familiar y no de pareja.
  • Generar ambivalencia en el afecto.
  • Para utilizarlos en obtener información de la vida privada del otro.
  • Descalificar y minimizar el esfuerzo del progenitor delante del niño de manera directa o indirecta como por ejemplo: “te pudo haber comprado algo mejor”, “pudo quedarse más tiempo contigo y no lo hizo”, “prefiere gastar dinero en otros y no en sus propios hijos”.
  • Busca construir un discurso que pretende romper el vínculo afectivo, utilizando frases como “tu (padre-madre) no nos quiere”, “nos ha dejado”, “no le interesamos”, “tiene otra familia”, “tiene otras prioridades”. etc.

 

SÍNTOMAS Y CONSECUENCIAS

Las personas que son víctimas presentarán cambios en el estado de ánimo, síntomas de ansiedad, depresión; cambios de comportamiento: irritabilidad, ira, desvelo, tristeza, melancolía, aislamiento.

Si usted identifica alguno de éstos síntomas es necesario buscar apoyo y no aislarse, no guarde silencio ante esta situación creyendo que será pasajera.

 

 

RECOMENDACIONES:

Identificar a tiempo esta conducta va a requerir buscar apoyo psicológico así también de una asesoría legal.

 

La violencia psicológica es muy sutil pero existente.

En nuestro sistema judicial ecuatoriano se ha identificado en un 40%  que en los procesos de evaluación psicológica, los niños han sido influenciados y manipulados para generar una desvinculación con su progenitor y con la respectiva red familiar, como los abuelos, tíos, primos y demás parientes cercanos.  Generando inseguridad del niño hacia su progenitor victimizado de manera injusta, el no hacer nada a tiempo puede desencadenar un distanciamiento permanente de los niños, causando en el futuro de ellos problemas para relacionarse, de vínculos afectivos y hasta limitar las posibilidades de crear una propia familia de manera saludable.

 

Para amar a los hijos y brindarles bienestar, es indispensable mantener una adecuada salud mental y armonía psicológica en todas las etapas de la vida

 

 

 

Autoras:

 

Allysson Mackliff B.
Psicóloga Clínica, Neuro Psico Educadora. Brinda atención psicológica individual, familiar y de pareja, con experiencia en casos clínicos de Psiconcología, trabaja con niños con trastorno en déficit de atención, hiperactividad y trastornos generalizados del desarrollo como el autismo, intervención de prevención y reparación psicoemocional.

 

Salma Bolaños
Psicóloga clínica con Maestría en terapia familiar sistémica y de pareja. Especializada en situaciones de prevención y planificación familiar, brinda atención individual en situaciones de violencia intrafamiliar; trabajo integral e interdisciplinario; Intervención en crisis. Con amplia experiencia en peritajes psicológicos y elaboración de informes de víctimas (Niños, niñas, adolescentes y mujeres) tanto de violencia sexual e intrafamiliar como acoso.

 

Posted on